¿Qué es la diversificación geográfica?

En el capítulo anterior vimos cómo la diversificación en diferentes clases de activos puede ayudarnos a reducir el riesgo que tenemos en nuestro portafolio, mientras que logramos mantener el rendimiento y en ocasiones aumentarlo.

Existe otro tipo de diversificación que es la geográfica. Un inversionista puede decidir tener todo su portafolio en activos que pertenecen a su país. En el caso de México esto sería tener empresas mexicanas en acciones, bonos del gobierno mexicano, bienes raíces en nuestro territorio, etc.

Pero también podríamos tener activos que se encuentran en otros países. Imagínate tener acciones de empresas europeas como Nestlé o americanas como Google. Y esto es la diversificación geográfica, tener exposición a diferentes países y regiones dentro de nuestro portafolio.

Tenemos un sesgo a nuestro país de residencia

Aún cuando existe la idea de diversificación geográfica, los inversionistas suelen estar sesgados a invertir dentro de su propio país. La cosa es que las personas suelen estar más cómodos con lo que conocen. ¿Y qué conocen mejor que su propio país?

Pero tener nuestras inversiones concentradas sólo porque creemos conocer mejor nuestro país nos puede costar caro en riesgo innecesario. Recuerda lo que pasó cuando diversificamos en clases de activos.

Es posible que el impacto de riesgos específicos de un país puedan ser eliminados con la diversificación. Y si ése fuera el caso, entonces como inversionistas inteligentes deberíamos hacerlo.

¿Por qué a algunos países les puede ir mejor que a otros?

Para que la diversificación geográfica funcione debemos tener riesgos específicos en los distintos países. Y la realidad es que sí los tenemos. Hay muchas cosas que pueden afectar a la economía y a los rendimientos de un país específico. Aquí tienes algunos ejemplos:

  1. Inflación. Si el país en el que invertimos tiene su propia moneda, entonces la inflación en ese país será un riesgo específico. La inflación afecta al poder adquisitivo que generan nuestras inversiones en ese país, el tipo de cambio y las tasas de interés.
  2. Cambios políticos. Cada vez que hay elecciones presidenciales los países suelen entrar en un estado de incertidumbre. Esto es porque las políticas que establece el liderazgo gubernamental directamente influenciarán el desempeño de la economía y la moneda.
  3. Seguridad nacional. Por supuesto que la fortaleza de las instituciones es específica de cada país. Y hay algunos con un poder judicial mucho más fuerte que otros. La falta de seguridad puede afectar el valor de nuestras posesiones, y por supuesto de nuestras inversiones.
  4. Expropiación. Esto parece algo anticuado, algo que ya no sucede, pero en realidad sigue pasando. En los últimos años han habido gobiernos que expropian las propiedades de empresas e individuos. Evidentemente en ese momento esos activos pierden su valor para los inversionistas.
  5. Desastres naturales. Por último, hay desastres naturales que ocurren y suelen ser acotados geográficamente. Un tsunami en Asia no suele tener una repercusión en el sur de Estados Unidos (por lo menos no siempre), por ejemplo.

Y así como existen estos factores aislados, hay muchos más. Todos pueden afectar a un solo país, y por lo tanto, al invertir en una canasta de distintos países podemos eliminar el efecto de esos riesgos.

¿Qué pasa si agregamos más países a nuestro portafolio?

Entonces, así como hicimos en el capítulo pasado, hagamos un experimento para ver el efecto de la diversificación geográfica en los rendimientos y el riesgo que obtenemos.

De nueva cuenta, voy a utilizar datos de rendimientos mensuales desde el 2004 hasta el 2018. Con eso hice 10,000 simulaciones para poder ver qué pudo haber pasado en un periodo de 5 años.

Nuestro escenario base es un inversionista que invierte 100% en acciones de Estados Unidos. En un periodo de 5 años, el rendimiento promedio en las simulaciones fue de 9.2% por año, lo cual convertiría una inversión de $100,000 USD en $150,000 aproximadamente. Ahora, ése es el rendimiento promedio. ¿Pero cuál es el riesgo? Se presenta una probabilidad de pérdidas en los 5 años de 10%.

Lo que queremos ver es qué sucede cuando agregamos otros países al portafolio. Así que hice otras 10,000 simulaciones en las cuales el inversionista tiene su portafolio invertido 50% en acciones de Estados Unidos y 50% en acciones de México.

¿Por qué 50% en cada uno? Hay dos razones, una buena razón y una no muy satisfactoria. La razón no muy satisfactoria es que tenía que escoger dos números y escogí éstos. En realidad no era tan relevante, porque lo único que quería hacer es ver el efecto de la diversificación en el riesgo. La buena razón es que cuando tenemos dos fondos o inversiones que son de la misma clase, entonces la distribución óptima suele ser la de pesos iguales.

Al hacer esto, el rendimiento promedio del inversionista se fue de 9.2% por año a 10.7%. Esto quiere decir que la inversión de $100,000 USD hubiera crecido a $166,000 USD en lugar de los $150,000 de 100% Estados Unidos. Además, la probabilidad de pérdida en este portafolio es de 5%, en lugar del 10% que tenía el portafolio de acciones de Estados Unidos.

Es importante notar que un portafolio invertido 100% en acciones de México, en el periodo de 5 años, tuvo una probabilidad de pérdida de 7%. Entonces el riesgo con la diversificación fue más bajo que con cualquiera de los dos países solos.

Así que el efecto de diversificación geográfico está presente y deberíamos aprovecharlo. Si juntamos la diversificación geográfica y la de clases de activos entonces estaremos minimizando el riesgo que corremos por el rendimiento que esperamos.

Clasificación de zonas geográficas

Bien, entonces sabemos que la diversificación geográfica también elimina riesgo mientras mantiene o aumenta nuestro rendimiento. ¿En cuáles zonas geográficas deberíamos invertir? ¿Cómo las clasificamos? ¿Cómo organizamos nuestro portafolio?

Para las zonas geográficas tenemos dos posibles clasificaciones:

Mercados desarrollados y emergentes

Una posibilidad es que hagamos nuestra distribución entre mercados desarrollados y emergentes. Hay muchos fondos de inversión pasivos que están clasificados de esta manera, entonces sería fácil encontrar, por ejemplo, un fondo de bonos de mercados emergentes.

Los mercados desarrollados son más estables y tienen menos riesgo. Éstos incluyen países como Estados Unidos, Canadá, Alemania, Inglaterra, Suiza, etc. Los mercados emergentes son de economías que están en desarrollo, suelen tener crecimientos más altos y a su vez riesgos más altos. Éstos incluyen países como México, Brasil, India, China, Rusia y más.

La ventaja de dividir tu portafolio de esta manera es que terminarías con menos fondos, lo cual haría más fácil el diseño y mantenimiento de tu portafolio.

Un ejemplo distribución con esta clasificación sería la siguiente. Si consideramos un inversionista que decidió tener 30% de su portafolio en bajo riesgo y 70% en alto riesgo, podríamos distribuirlo de esta manera:

  • Bonos (30%)
    • Bonos desarrollados (15%)
    • Bonos emergentes (15%)
  • Acciones (60%)
    • Acciones desarrollados (30%)
    • Acciones emergentes (30%)
  • Alternativas (10%)
    • Bienes raíces (5%)
      • Bienes raíces desarrollados (2.5%)
      • Bienes raíces emergentes (2.5%)
    • Metales preciosos (5%)

Agrupaciones geográficas

La otra posible clasificación geográfica es por regiones geográficas y después por países. Ésta podría ser tratada como una subclasificación de la anterior, y por lo mismo la voy a presentar de esa manera:

  • Desarrollados
    • América del Norte
      • Estados Unidos
      • Canada
    • EMEA (Europa, Medio Oriente y  África)
      • Reino Unido
      • Francia
      • Alemania
      • Otros
    • Asia Pacífico
      • Japón
      • Australia
      • Otros
  • Emergentes
    • América
      • Brasil
      • México
      • Otros
    • EMEA
      • Sudáfrica
      • Rusia
      • Otros
    • Asia
      • China
      • Corea del Sur
      • Taiwan
      • Otros

Como podrás ver, podemos irnos muy al detalle con nuestra distribución de activos si consideramos la parte geográfica. Entonces la pregunta es, ¿hasta dónde llegamos?

Costos y beneficios de la diversificación

La diversificación tiene costos y beneficios. Es así como podemos contestar la pregunta anterior y definir hasta dónde llegar con nuestra distribución de activos.

El primer beneficio que tiene la diversificación es muy claro, porque ya lo cubrimos anteriormente, y es la reducción de riesgo mientras que mantenemos o incrementamos nuestro rendimiento esperado.

Ahora, este beneficio de diversificación puede variar de acuerdo a qué proporción del portafolio asignemos a cada región. Algo que tienes que saber de los fondos de inversión pasivos es que la mayoría de las veces, el peso que le dan a un instrumento es el peso que tiene su valor dentro del mercado.

Por ejemplo, si hay una acción que en este momento cotiza en $30 MXN y en el mercado existen 1,000 de esas acciones entonces su valor de capitalización sería de $30,000 MXN. Si a su vez esa acción participa en un mercado de $100,000 MXN en total, entonces la acción equivale a un 30% en peso en el mercado. Un fondo de inversión pasivo de ese mercado le asignaría 30% de peso en el portafolio.

Y así como puede pasar con una acción, también pasa con regiones. Estados Unidos tiene el mayor peso en capitalización de mercado de todo el mundo, sin embargo no tiene la mayor población ni nada por el estilo. La clave está aquí:

Cuando dentro de una misma clase de activos nos acercamos más a pesos iguales en los distintos instrumentos que tenemos dentro, entonces la diversificación se vuelve más óptima. Así que idealmente quisiéramos que cada región geográfica tuviera un peso igual.

Sin embargo, invertir en más fondos también conlleva costos. En tu cuenta de inversión tienes que pagar comisiones por cada operación que realices. Pasar de distribución de activos con pesos de mercado a pesos iguales podría aumentar nuestro rendimiento esperado en aproximadamente 0.1% por año. Pero si las comisiones que nos cobran en nuestra cuenta de inversión son más altas que eso, tomando en cuenta el tamaño de nuestro portafolio, entonces no nos convendría porque la diversificación nos daría menos rendimiento que el costo.

Entonces como ejemplo, supongamos que tenemos una parte de nuestro portafolio con $10,000 MXN. Tenemos la opción de seleccionar sólo un fondo, digamos un fondo de acciones mundial, o dos fondos, de mercados emergentes y desarrollados. Asumiendo que nuestra cuenta de inversión nos cobra $15 MXN por operación, invertir en un fondo nos costaría 0.15% ($15 / $10,000 = 0.15%). Esto quiere decir que si invirtiéramos en ambos fondos, nos costaría 0.30% del portafolio, porque pagamos $15 en cada operación de compra de los dos fondos.

Por otra parte, date cuenta de que entre más grande sea tu portafolio, entonces más vale la pena la diversificación. En el mismo ejemplo, pero con un portafolio de $100,000 MXN, el costo de invertir en ambos fonodos sería de sólo 0.03%, entonces aquí sí valdría la pena irte por dos fondos.

Fondos recomendados

En lugar de recomendar fondos específicos, dado que serían demasiados, te comparto base de datos de fondos que puedes filtrar de acuerdo a la clase de activo y región geográfica.

http://etfdb.com/screener/

Ejemplo final

Finalmente, voy a darte un ejemplo de cómo incorporar todos los elementos que vimos en este capítulo.

Supongamos que tengo un portafolio de $100,000 MXN y que el único costo en mi cuenta de inversión es de $30 MXN por operación realizada. Yo tengo un perfil de riesgo de crecimiento, así que tengo 20% del portafolio en bajo riesgo y 80% en alto riesgo. Para simplificar un poco el ejemplo, no voy a incluir las inversiones alternativas.

  • Bonos (20%)
  • Acciones (80%)

Muy bien, entonces podría escoger dos fondos de inversión pasivos mundiales, uno de bonos y el otro de acciones. El costo de invertir en un fondo de acciones sería de $30 / $80,000 = 0.037%. Y en el caso de bonos sería de $30 / $20,000 = 0.15%.

¿Valdrá la pena dividir en más fondos?

En el caso de acciones, invertir en dos fondos tendría un costo incremental de 0.037%, lo cual es menor que el 0.1% que espero de rendimiento adicional anual. En el caso de bonos, el costo incremental sería de 0.15%, al pasar de un fondo a dos, por lo que en este caso no vale la pena, y debería de quedarme con un fondo mundial.

  • Bonos (20%) – Fondo mundial.
  • Acciones (80%)
    • Desarrollados (40%)
    • Emergentes (40%)

¿Valdrá la pena dividir el fondo de acciones de países desarrollados aún más? Podríamos tener tres fondos: América del Norte, EMEA (Europa) y Asia Pacífico.

Veamos… el costo de invertir en un fondo de países desarrollados es de $30 / $40,000 = 0.075%. Si quisiera pasar a tres fondos, en lugar de uno, tendríamos un costo incremental de 0.15%, que es mayor con respecto al 0.1% adicional que espero por la mayor diversificación y los pesos iguales de las regiones. Por lo tanto, debería quedarme con un fondo de mercados desarrollados.

La operación es la misma en los mercados emergentes. Así que voy a entrar a la base de datos de fondos de inversión, buscar los que cumplan con la clasificación que necesito y que tengan el menor costo de todos y voy a hacer mi portafolio con diversificación en clases de activos y en zonas geográficas.

Al buscar los fondos, me doy cuenta de que no hay uno de acciones con todos los mercados desarrollados, pero tenemos la opción de usar uno de Estados Unidos y otro con el resto de los países desarrollados. Esto lo quería mostrar para que veas que en ocasiones en la práctica hay que tomar decisiones que no se alinean perfectamente con la teoría, pero que siguen siendo buenas decisiones.

Así terminaría el portafolio final con los fondos seleccionados:

  • Bonos (20%) – Fondo mundial: BND / $20,000 MXN de inversión.
  • Acciones (80%)
    • Desarrollados (40%)
      • Estados Unidos (20%) – Fondo: VTI / $20,000 MXN de inversión.
      • Desarrollado sin E.U. (20%) – Fondo: VEU / $20,000 MXN de inversión.
    • Emergentes (40%) – Fondo: VWO / $40,000 MXN de inversión.

Temas que agregaré en el futuro:

  • ¿Deberíamos tomar en cuenta el tipo de cambio?
  • ¿Habría que tomar en cuenta eventos geopolíticos?
  • ¿Habría que bajar la asignación a mercados emergentes?

Siguiente sección.