Para que conozcas más sobre la bolsa mexicana e inversiones en acciones te voy a presentar un resumen de lo que ha pasado desde 1991.

Si hubieras invertido $100 mil pesos en la bolsa el 11 de enero de 1991, entonces hoy tendrías $3,151,723 pesos. Parece un error, ¿verdad? Pero es totalmente correcto. Esto quiere decir que invertir en acciones en México durante este periodo te habría dado un rendimiento anualizado de 13%.

Para que dimensiones lo que significa esto, con ese rendimiento duplicarías tu inversión cada 6 años. Si además de los $100 mil pesos iniciales hubieras aportado $3 mil cada mes, entonces hoy tendrías $11.5 millones de pesos. Ése es el poder de invertir en negocios productivos.

Ahora, no todo ha sido bonito. Pensar en tener un rendimiento anual de 13% nos invita a invertir de inmediato. Sin embargo, durante este periodo México ha pasado por 5 recesiones. ¿Cuáles son los altibajos que habrías experimentado con una inversión inicial de $100 mil?

  • En 1994 tu portafolio habría alcanzado un valor de $201,083 para caer a $110,765 tan sólo un año después en 1995, perdiendo casi la mitad de su valor. Muchas personas habrían sacado su inversión.
  • De haberte quedado, para 1997 habrías acumulado $384,465. Y posteriormente en 1998 su valor iría a $216,112. Otra caída de más de 40%.
  • Hubieras cerrado la década de los 90s con $515,101. Dos años después caerías a $390,390.
  • Los siguientes años serían buenísimos. Para el 2008 habrías acumulado un portafolio de $2.23 millones de pesos. Recuerda que sólo invertiste $100 mil en 1991. Un año después vendría una recesión mundial y tu portafolio caería a $1.28 millones. Estas caídas de 40% parecen bastante comunes, ¿no?
  • Los siguientes años serían de recuperación. En enero de 2013 tu portafolio habría llegado a $3.27 millones. Se mantendría creciendo más o menos constantemente para llegar a su máximo histórico en enero de 2018 con un valor de $3.66 millones. Y finalmente hoy valdría $3.16 millones.

De aquí quiero desprender varias lecciones:

Las pérdidas grandes son comunes

En tres décadas de historia se presentaron 3 caídas de más de 40%, desde el punto más alto hasta el más bajo. Esas experiencias son parte del sistema y van a continuar existiendo. Aguantar esas situaciones es el precio de transformar $100 mil en $3 millones.

El riesgo más grande es psicológico

Cuando una persona experimenta una pérdida tan grande, su reacción muchas veces es la de retirarse del mercado. ¿Y sabes qué? Ése es el riesgo más grande en una estrategia de inversión. No necesariamente son las caídas, que ya sabemos que son parte de la experiencia, sino dejar de invertir cuando suceden.

Entre menor sea el plazo de tu meta, menor el riesgo que puedes correr

Si un joven de 25 años experimentara una caída en su portafolio de 40% tiene muchos años más para el retiro. Si la experimentas a los 64 años, entonces es bastante malo porque impacta fuertemente tu calidad de vida. Una persona invirtiendo para el retiro y que tenga una edad más avanzada debe correr mucho menos riesgo, aunque eso signifique tener menor rendimiento.

Las contribuciones, aunque sean pequeñas, hacen una gran diferencia en el largo plazo

¿Te fijaste la diferencia de invertir $100 mil y adicionarle $3 mil pesos al mes? En estas tres décadas hubieras pasado de acumular $3 millones a $11.5 millones. Seguro tendrías un retiro muy diferente con esos $8 millones y medio adicionales.

Con esto que sabes ahora, te haré las siguientes recomendaciones: de ser posible empieza a invertir desde joven, contribuye regularmente a tu portafolio, toma en cuenta tu capacidad de riesgo en tu estrategia de inversión y cuando (no si, sino cuando) experimentes pérdidas grandes recuerda los pasados treinta años para saber que pronto te recuperarás.