Si quieres manejar tu dinero apropiadamente para tener paz y mayor libertad, hay unos cuantos principios que debes seguir. Aquí te presento un breve resumen de cada uno.

Nota: iré agregando ligas a artículos relevantes para cada pilar a medida que estén disponibles.

1. Gasta menos de lo que ganas

Este principio es el más importante de todos, simplemente porque te ayudará o perjudicará para cumplir los demás.

La única manera de gastar más de lo que ganas es adquiriendo deuda. Entre más deuda tienes, más intereses pagas y mayor porcentaje de tu ingreso se va al pago de deudas en lugar de tus otros gastos. Pronto dejas de tener flexibilidad y no puedes ahorrar para comprar una casa, irte de viaje o invertir.

Por otra parte, si consistentemente gastas menos de lo que ganas entonces eventualmente estarás libre de deuda (sino es que ya lo estás), vas a poder formar un patrimonio, lograrás invertir y te liberarás de estrés.

2. Elimina la deuda cara

Si ya tienes algo de deuda (adicional a un crédito hipotecario) entonces el siguiente fundamental es deshacerte de ella. Normalmente esta deuda se presenta en forma de balance en tarjetas de crédito.

Para que te des una idea de lo dañina que es esta deuda te daré un ejemplo. Imagina que acumulaste $40,000 de deuda (he visto mucho más) en una tarjeta de crédito con tasa de 70% (he visto mayores). ¿Sabes cuánto pagarías en un mes sólo de intereses? Pagarías $2,368.86.

Tener balance en tus tarjetas de crédito sólo hace más ricos a los accionistas de los bancos. Mejor paga las tarjetas e invierte lo que pagabas antes en intereses. ¡Hasta podrías invertir en acciones de bancos!

3. Asegura riesgos que te regresen a cero

Health insurance document in folder with stethoscope

Imagina que has respetado las dos reglas anteriores, y ahora tienes acumulados $100 mil pesos. De pronto tienes un accidente y no tienes seguro de gastos médicos. Te tienen que operar de emergencia y la cuenta se eleva a $200 mil pesos.

Éste es un escenario que le llamo “regresar a cero”. De pronto estás sin ahorros y endeudado nuevamente. Es mejor gastar en un seguro y que la aseguradora absorba ese riesgo. Toma tiempo acumular riqueza, y se puede ir en un instante.

4. Compra tu propia casa

Real estate investment concept. House and money.

En la mayoría de los casos, comprar tu propia casa te dejará en una mejor posición en el largo plazo que rentar una propiedad. No es raro ver que el pago mensual de un crédito hipotecario sea igual que la renta de la misma propiedad.

Al principio la mayor parte de tu pago de crédito hipotecario será de intereses, casi igual que pagar una renta. Sin embargo, sin que te des cuenta estarán pasando dos cosas: 1) estás pagando la propiedad, y 2) se está apreciando.

Unas décadas más tarde y serás el dueño orgulloso de una propiedad por completo. Si puedes hacer aportaciones adicionales para pagarla más pronto, también es una buena opción, pero dependerá de las tasas de interés y tus alternativas de inversión.

5. Saca provecho a las tarjetas de crédito

Parece que me estoy contradiciendo. Primero te digo que pagues tus tarjetas y ahora te digo que las uses. Bueno, te explico.

Las tarjetas de crédito pueden ser utilizadas como un medio de pago y no necesariamente como financiamiento. Usualmente tú tienes un periodo de 20 días desde el día que corta tu tarjeta hasta tu fecha de pago. Si liquidas el monto total de tus gastos entonces no generas intereses.

¿Pero qué es lo que sí generas? ¡Beneficios! Las tarjetas de crédito suelen tener programas de recompensas, viajes y demás. Si utilizas la tarjeta y no pagas intereses, entonces de pronto sólo disfrutas los beneficios y seguridad adicional de pagar con este medio.

6. Invierte para tu retiro

El objetivo de inversión más común entre las personas es el retiro, simplemente porque para todos llega una edad en la que ya no podemos ser tan productivos como antes.

Si tú tienes un empleo, entonces estás contribuyendo a un fondo para el retiro mediante una Afore. Sin embargo, con el porcentaje de contribución que existe hoy, las proyecciones muestran que con ese fondo podrías recuperar aproximadamente el 15% de tu ingreso al retirarte. ¿Será suficiente para vivir dignamente? Probablemente no.

Por eso tienes que tomar el tema en serio y hacer un esfuerzo adicional por ti mismo. Entre más pronto empieces, más podrás acumular por el poder exponencial de los rendimientos. Unos miles de pesos al mes en inversión te pueden hacer toda la diferencia.

7. Fondea la educación de tus hijos

Finalmente, hay un gasto que es sustancial y que se puede planear de manera bastante predecible: la educación superior de tus hijos. Hay distintas alternativas que te pueden permitir afrontar ese gasto con mayor comodidad, y deberías aprovecharlas de ser posible.

Si sigues estos 7 principios, entonces en unos años vas a estar más adelante que el 99% de las personas. Vas a experimentar mayor tranquilidad y libertad. Y vas a poder tener la vida que quieres.