En los últimos años se ha dado el surgimiento de las empresas Fintech que utilizan la tecnología para revolucionar la manera en la que interactuamos con nuestro dinero.

Un concepto que ha surgido es el de préstamos peer-to-peer (P2P) o crowdlending, en donde por medio de internet se le hace un préstamo entre muchos individuos a uno solo. Es decir, si alguien necesita $100,000 pesos, es posible que 100 personas le presten $1,000 pesos cada una. Estas 100 personas reciben a cambio pagos con una tasa de interés pactada.

En teoría esto debería bajar las tasas de interés que experimentan los individuos, porque ya no sólo compiten los bancos, sino también otras personas. Pero desde el punto de vista del inversionista… ¿qué tan buena inversión es?

Crowdlending como “bonos basura”

Lo primero que tienes que saber es que este tipo de inversiones no es nuevo. Los créditos se dan desde hace siglos, y los de alto riesgo también. En los mercados financieros existen instrumentos a los que se denominan junk bonds (bonos basura), y es porque la calidad crediticia de las entidades es muy cuestionable. En pocas palabras, hay una probabilidad significativa de que no paguen.

En el caso del crowdlending lo que estás haciendo es prestarle a individuos que no conoces, y le delegas la responsabilidad a la plataforma para que clasifique la calidad crediticia. Algunos tienen mejor calidad crediticia que otros, y se les cobra una tasa de interés correspondiente.

Muchos de estos préstamos podrían ser considerados “bonos basura” por el nivel de ingresos de las personas, sus deudas actuales, gastos fijos, etc. Aún con individuos con indicadores de alta calidad crediticia pagarían tasas de interés más altas que compañías en el mercado de junk bonds, porque las empresas tienen controles estrictos de información financiera que nos dan transparencia de su situación, mientras que con los individuos la manipulación de información es más fácil.

Las tasas de interés pactadas son altas

La razón por la que las personas se sienten atraídas a estos nuevos vehículos es que las tasas de interés pactadas son muy altas.

Para poder ejemplificar, voy a tomar la plataforma Prestadero, que es una de las más antiguas en México y tienen sus estadísticas de préstamos publicadas.

Actualmente, la tasa promedio ponderada en Prestadero es de 18.79%. Te explico un poco más claro… quiere decir que si tú tomaras una cantidad de dinero, la dividieras en préstamos a lo largo de todas las calificaciones crediticias (desde el riesgo más bajo hasta el más alto) de manera proporcional a los montos de préstamos disponibles y vieras lo que pagan en intereses todos tus préstamos, en promedio sería 18.79%.

Inicialmente esto parece una ganga. Para que te des una idea, el mercado accionario en México ha entregado en promedio 13.1% por año desde 1991. Y es un tipo de inversión con mayo riesgo que las de deuda.

Sin embargo, podemos ver que en Prestadero el porcentaje de cartera vencida (o sea préstamos que ya no pagaron) es de 6.79% y el de mora (pagos atrasados) es de 1.55%. Usualmente un porcentaje de mora se convierte en vencido, entonces asumamos que es la mitad. Esto quiere decir que más o menos 7.50% de los préstamos se abandonan.

Y si ese porcentaje te deja de pagar, entonces la tasa de interés de 18.79% no es tu rendimiento, sino que baja a 11.30%. Aún así sigue siendo un rendimiento bastante alto. Vamos a ver los riesgos.

Los riesgos de invertir en crowdlending

Como todo instrumento de deuda, crowdlending tiene ciertos riesgos, y se adicionan algunos más por su naturaleza.

La inflación podría ser más alta que tu rendimiento

Según veo, las tasas que se cobran en estas plataformas suelen ser fijas. Esto quiere decir que si en el futuro tuviéramos inflación más alta de lo que esperamos, podrías perder dinero en términos reales.

Durante los últimos meses del 2017, la inflación anualizada rondó niveles cercanos a 7%. Considerando el rendimiento realizado que calculamos de 11.30%, unos puntos más de inflación y ya estaríamos perdiendo.

El riesgo de falta de pago

Éste es tal cual suena, que hagas un préstamo y no paguen. Pero ya lo tomamos en cuenta en nuestros cálculos de rendimiento esperado. O sea que esas tasas cercanas a 20% ya no las consideramos como tal, sino que las ajustamos.

La evaluación que hace la plataforma

Las tasas de interés que se establecen en los préstamos deben compensar el riesgo de falta de pago. O sea, entre más personas con ciertas características dejan de pagar, más tienes que cobrar en tasa de interés para seguir ganando.

En crowdlending tú le das esta tarea a la plataforma. Ellos revisan la calidad crediticia de las personas y asignan las tasas de interés. Parece que hacen un buen trabajo, porque los porcentajes de falta de pago son consistentes con la calidad crediticia que ellos asignan. Pero siempre existe el riesgo de que se equivoquen en la evaluación o en la tasa justa. Y si eso es cierto, tú podrías perder dinero.

Fluctuaciones macroeconómicas

El riesgo más grande que veo es el de una recesión económica. Esto es porque cuando estamos en recesión hay personas que pierden su empleo, dejan de tener ingresos y por lo tanto no pueden pagar sus créditos.

Hoy calculamos un porcentaje de impago aproximado de 7.50%, pero tenemos condiciones económicas estables. ¿Qué pasa si entramos en una recesión económica? No sería descabellado pensar que el porcentaje de impago se vaya a 15%. Y entonces ya empiezas a perder dinero. En el largo plazo entonces tu rendimiento en promedio sería más bajo que el 11.30% que habíamos calculado antes.

¿Entonces te conviene o no?

En toda inversión tienes que considerar la relación entre rendimiento y riesgo, así como tus características como inversionista. No descartaría incluir préstamos p2p o crowdlending en una estrategia de inversión, sin embargo te recomendaría que no inviertas sólo ahí.

Si las incluyes en un portafolio, entonces tienes una inversión más que te da rendimientos atractivos (correspondientes a su riesgo) y que en tiempos estables no están tan correlacionados con otras inversiones. La razón por la cual deberías diversificar en otras clases de activos (acciones, bienes raíces, deuda gubernamental, futuros manejados, etc) es porque en los periodos económicos malos te podría ir bastante mal con crowdlending, y al tener otros tipos de inversiones te podrían salvar de esas pérdidas pronunciadas.