Una variable importante que define el futuro de los mexicanos es el rendimiento de los diferentes activos que existen. Eventualmente cada uno de nosotros tendrá que dejar de trabajar, y acumular riqueza en acciones, bonos, bienes raíces y otros medios nos permite tener un retiro sin cambiar mucho nuestra calidad de vida. Esto aplica incluso si no manejas tus inversiones directamente, porque al final todo el dinero se tiene que invertir en activos.

Ahora, históricamente hemos tenido periodos largos (5 – 20 años) en donde a ciertos activos les va mucho mejor que su rendimiento promedio, o mucho peor.

Sería una lástima invertir en acciones por 20 años y al final tener un rendimiento de 5% anual, ¿verdad?

El rendimiento a largo plazo en las acciones está definido por tres variables:

  1. El dividendo inicial
  2. El crecimiento en utilidades
  3. La expansión o contracción del múltiplo de precio a utilidades

El primer factor lo podemos ligar al tercero matemáticamente, ya que el dividendo es una fracción de las utilidades y el múltiplo de precio a utilidades tiene incorporada esta variable.

Por otra parte, el crecimiento en utilidades está íntimamente ligado al crecimiento de la economía, porque las utilidades son una fracción de la producción. El crecimiento de la economía es bastante estable si vemos periodos largos de tiempo.

Por lo tanto, la variable crítica aquí es la expansión/contracción del múltiplo de precio a utilidades.

Este múltiplo se expande cuando la inflación se mueve hacia cero, y se contrae cuando se aleja de cero.

Con esta explicación básica podemos llegar a estos datos en México:

  • El crecimiento real en la economía mexicana es en promedio 2.5%.
  • La inflación está subiendo (alejándose de cero) y está actualmente en 6.44%.
  • El múltiplo de precio a utilidades está en 22.8, muy cerca de su límite natural de 24 – 25.
  • El dividend yield está en 1.5%.

Esto nos da los siguientes escenarios:

  • La inflación se mantiene y por lo tanto el múltiplo de utilidades. Tendríamos un rendimiento nominal de 1.5% + 2.5% + 6.5% = 10.5% por año.
  • La inflación comienza a subir, ocasionando una contracción en el múltiplo de utilidades.
    • Asumiendo que el múltiplo regresara a un nivel de 16 en 20 años, esto quiere decir que el rendimiento nominal sería: 1.5% + 2.5% + 6.5% – 1.7% = 8.8% por año.
    • Asumiendo que el múltiplo regresara a un nivel de 16 en 5 años, esto quiere decir que el rendimiento nominal sería: 1.5% + 2.5% + 6.5% – 6.8% = 3.7% por año.
  • Dado que el múltiplo ya está cerca de su límite natural, es poco probable que observemos una expansión aún mayor en un periodo largo de tiempo.

Entonces ahí lo tienen. En el largo plazo, un escenario optimista es un rendimiento de 10.5% por año (nominal) y un escenario más probable sería entre 4% y 8% (nominal). Hoy una inversión “libre de riesgo” entrega 7% nominal, así que es su decisión si vale la pena invertir en acciones o no.