Un negocio sólo es un sistema. Si quieres crear un negocio debes definir e implementar unas cuantas cosas. Si lo logras, entonces tienes una empresa sostenible.

Los cuatro componentes de un negocio son:

  1. Creación y entrega de tu producto/servicio. Esto es paso por paso cada cosa que tienes que hacer para crear el producto o servicio que vendes y entregarlo a tus clientes, de manera que ellos estén contentos.
  2. Marketing. Consiste en encontrar a personas que pudieran querer saber más de tu producto y hablarles para que te puedan decir, “sí, me interesa saber más”.
  3. Ventas. Hacer que esas personas que estuvieron interesadas en saber un poco más de tu producto o servicio lo compren, y así se conviertan en clientes.
  4. Finanzas. Asegurarte de que todo lo anterior que hiciste genere más dinero del que gastas, y que sea suficiente para compensar tu tiempo y esfuerzo.

Hay un quinto componente que, si bien no es parte de un negocio, es vital para crear las partes del negocio. Me refiero al proceso que usa el emprendedor para definir su visión y sus sistemas, y asegurarse de que sus recursos estén bien organizados para implementar correctamente. Estos procedimientos son más generales, pero cruciales para el éxito.