Para un buen manejo de tus finanzas personales debes seguir varios principios. Por ejemplo tener un fondo de emergencia, invertir para tu retiro y sacar provecho de los programas de tarjeta de crédito.

Sin embargo, hay un principio que es tan fundamental que si no lo cumples entonces los demás no te van a servir: tienes que gastar menos de lo que ganas.

Es bastante simple, ¿verdad? Pero la mayoría de las personas no lo hacen. Muchos cargan un balance en su tarjeta de crédito, por ejemplo. Esto significa que en el pasado gastaron más de lo que ingresaron.

Para poder cumplir con este principio, para mí ha sido indispensable utilizar una aplicación de presupuesto y gastos. Y mi aplicación favorita y la que utilizo todos los días es You Need A Budget (YNAB).

YNAB es una mezcla entre software y filosofía de manejo de dinero. Está diseñado para que sin esfuerzo sigas cuatro reglas fundamentales para tener finanzas sanas:

  1. Darle un trabajo a cada peso que ingreses. En YNAB, cada peso que ingreses lo vas a poder asignar a una categoría. Incluso cuando estás invirtiendo por ejemplo, tienes un propósito, ¿correcto? Tal vez es retiro, educación, comprar una propiedad o un sin fin de situaciones más. Cuando sabes para qué es tu dinero, entonces es más probable que lo respetes.
  2. Acepta tus gastos verdaderos. Muchas veces fallamos con presupuestos porque olvidamos considerar algunos gastos que tenemos esporádicamente. Por ejemplo, junto con mi esposa creamos un fondo específico para emergencias médicas. Casi nunca lo necesitamos, pero cuando pasa entonces no tenemos ningún problema para pagar esos gastos. Y una vez que usamos nuestro fondo, entonces asignamos nuevamente una cantidad mensual para que se vaya guardando. Es un gasto real, así que hay que reconocerlo.
  3. Ajusta en el camino. Pasan muchas cosas en cada mes. La reacción de muchos es decir, “fue un mes atípico”. ¡Pero todos los meses son atípicos! Salen cosas inesperadas, y eso significa que te tienes que adaptar. YNAB te permite asignar presupuesto de una categoría a otra con un click.
  4. Permite que tu dinero madure. Este concepto cambia el juego totalmente. En lugar de hacer un presupuesto con el dinero que vas a recibir en el futuro, lo haces con el que recibiste antes. ¿En qué te ayuda? Bueno, muchas personas gastan su dinero antes de recibirlo, utilizando tal vez tarjetas de crédito. ¿Has escuchado que digan, “ya necesito que sea día 15”? Con este principio a ti nunca te va a pasar. Siempre vas a tener el dinero disponible para cualquier gasto.

YNAB está disponible para que lo uses en versión web y en celulares. Se sincroniza de inmediato, entonces puedes tener control de tu dinero en cualquier parte.

Esta app es genial incluso para compartir con tu pareja. En mi caso nos sentamos una vez al mes para decidir cuál será el presupuesto del mes que sigue (con nuestros ingresos del mes actual) y después sólo le vamos dando seguimiento. Es mucho más fácil llegar a nuestras metas financieras así.

La única desventaja que le veo a YNAB es que no está disponible en español, entonces si no te sientes cómodo manejando software en inglés, tal vez no es la mejor opción para ti.

YNAB tiene un costo de $6.99 dólares por mes. Las estadísticas de la compañía dicen que en promedio los usuarios ahorran $6,000 dólares el primer año que utilizan la app. Si quieres probar esta aplicación sin riesgo, descárgala y utilízala gratis por 34 días haciendo click aquí.